Piel grasa: ¿Qué debo hacer?

Si, es cierto… Es muy incómodo ir por la calle con el brillo de tu rostro como si fueses el vampiro de Crepúsculo; pero tranquila, es posible tratar la piel grasa. Aquí te diremos todo lo relacionado a ella.

Así como todos los cuerpos son distintos, lo mismo sucede con las pieles: las hay secas, sensibles, grasas, mixtas, etc. Entre toda esta gama, es precisamente la piel grasa una de las que mayor preocupación trae, pues esta condición está muy relacionada con el acné y otras afecciones dermatológicas.

Es importante destacar que la piel grasa no es algo que generalmente se adquiere con el tiempo, sino que es una condición con la que prácticamente se nace; aunque los cambios hormonales, la alimentación y otros aspectos influyen mucho en la producción de grasa en la piel.

Si te preocupa saber cómo cuidar apropiadamente tu piel grasa o necesitas más orientación para saber si este es tu tipo de piel, aquí te damos información que te ayudará a ganar más seguridad. Y tranquila, la piel grasa es más común de lo que te piensas.

como combatir la piel grasa

¿Cómo sé si tengo la piel grasa?

Una forma rápida de averiguar si tu piel es grasa, es tomando un pañuelo de papel y pasándolo por tu piel. Si al retirarlo ves residuos de grasa, quiere decir que tu piel es grasa.

Otra señal de tener este tipo de piel es el brillo constante, los poros muy abiertos y la presencia de puntos negros. Sin embargo, recurrir a una consulta con un especialista es la forma más confiable de saber qué tipo de piel tienes.

¿Qué problemas puede causarme la piel grasa?

Con respecto a los problemas propios de la piel grasa, destaca la alteración en los niveles de sebo, que ocasionan un aumento en la actividad bacteriana de la piel para luego producir una inflamación cutánea que resulta en pápulas, pústulas o espinillas.

granos en la piel

La sensibilidad también es algo común en las pieles grasas, suele descamarse en las zonas de poca oleosidad y, además, el uso indiscriminado de productos y malos hábitos de higiene proporcionan rojez e irritación.

Los poros dilatados son otro problema; pues, al estar abiertos, atrapan dentro todas las impurezas y partículas presentes en el ambiente y se originan los puntos negros que obstruyen la oxigenación de la piel. Esta deformación en los poros se presenta más que todo en las mejillas, nariz y frente.

¿Qué debo hacer si tengo la piel grasa?

Inicialmente, debes determinar qué es lo que produce el exceso de grasa en la piel; pues esto puede deberse a un cuero cabelludo graso, problemas hormonales, una condición de la misma piel, contaminación, estrés o malos hábitos alimenticios y de higiene.

Entre la confusión de tratar las pieles grasas como acneicas, se incurre en la equivocación de usar productos agresivos que alteran el pH de la piel y, como consecuencia, tienen un efecto rebote que genera una sobreproducción de sebo y, en casos extremos, una dermatitis severa.

Debes saber entonces que una mala rutina de limpieza y cuidado es catastrófica para una piel grasa.

Para ayudarte mejor en este tema, te contamos cada uno de los aspectos a tomar en cuenta para cuidar la piel grasa.

1. Los productos: ¿qué cremas y geles usar si tengo la piel grasa?

Cuando vayas a comprar los elementos para preservar tu piel, ten en cuenta que dentro de sus componentes no añadan más grasa. Lo ideal es escoger cremas libres de aceites y no comedogénicas, es decir, que no obstruyen los poros.

Los sérums o ampollas son una buena opción. Los jabones deben ser en gel y con bajo porcentaje en alcohol, y las aguas micelares con antisépticos y astringentes son geniales a la hora de la limpieza.

crema piel grasa

Al momento de proteger la piel, los fotoprotectores fluidos o en gel son la elección indicada. Con respecto a los exfoliantes, el scrub debe ser lo más fino posible para que no sea agresivo con tu piel al momento de usarlo.

En resumen, los mejores productos para la piel grasa son aquellos que sean oil free y que sus componentes sean a base de agua.

Un buen ejemplo de productos son los de la gama Effaclar, de La Roche Posay. Está gama está específicamente formulada para tratar las pieles grasas y con tendencia acneíca.

Y si tu bolsillo no te lo permite, siempre puedes recurrir a la gama para pieles grasas del Mercadona. Tienen de todo: el gel limpiador, exfoliante, mascarilla, hidrante… todo oil-free y no comedogénico.

2. Limpieza de la piel grasa: Imprescindible

Si utilizas maquillaje, antes de usar el gel limpiador, retira las impurezas con un agua micelar para este tipo de pieles. Luego, realiza la limpieza de tu piel con un gel limpiador facial indicado para pieles grasas. Este te ayudará a controlar el exceso de sebo.

Después del limpiador, es muy importante utilizar un tónico. El propósito del tónico es acabar de eliminar restos de residuos, equilibrar el pH y cerrar los poros. Te recomiendo que utilices un tónico astringente.

3. La hidratación: Sí, también tienes que hidratar tu piel aunque sea grasa

Luego de la limpieza, lo recomendable es usar una crema hidratante. Recuerda que el hecho de que la piel sea grasa no quiere decir que debas omitir la hidratación. Usar una hidratante libre de aceites te permitirá recuperar el manto de la piel sin forzar demasiado su recuperación.

Por último, es muy importante aplicar un bloqueador solar para el día a día. A veces los protectores solares son cremas muy espesas y untuosas. Intenta buscar un protector lo más fluido posible para que no te deje sensación grasa. Un buen ejemplo sería el Fusion Water de ISDIN.

4. La alimentación: Otro factor de la piel grasa

Los alimentos con alto porcentaje en vitamina B2 y ácidos grasos Omega 3 facilitarán que luzcas una piel sana y saludable. Las frutas, vegetales y verduras también aportarán las vitaminas, minerales y fibras para ayudar a encontrar la apariencia deseada de tu piel. Evita al máximo consumir alcohol y tabaco.

piel mixta

Los poros abiertos: ¿qué son y cómo eliminarlos?

No hay duda de que los poros abiertos son una de las molestias más notables para la gente con piel grasa. Los poros abiertos pueden verse a simple vista cuando estos están bastante dilatados. Son esos hoyitos que aparecen en la piel del rostro y a veces pueden derivar en puntos negros o espinillas.

Para minimizar y limpiar los poros, debes recurrir a una buena rutina de limpieza facial. También hay productos cosméticos y tratamientos estéticos como el peeling químico facial que pueden ayudarte.

Sin embargo, el factor más importante es una buena rutina de higiene a diario. Debes ser constante con tu limpieza diaria, mañana y noche y utilizar productos no comedogénicos. Es importante que incluyas un tónico astringente en tu rutina.

Beneficios de la piel grasa
¡Porqué no todo son inconvenientes!

No hay tipos de piel malos, solo falta de cuidados apropiados. La piel grasa, aún pese a todos los cuidados especiales que requiere, tiene grandes beneficios. Por ejemplo, tiende a envejecer más lentamente que la piel mixta y la piel seca, pues siempre está hidratada y se arruga mucho menos. Ahora, para que envejezca con gracia, debe estar bien cuidada.

Otro beneficio de este tipo de piel es que la humedad natural le da un brillo saludable a la piel; así que, si se emplean los productos específicos para pieles grasas, es posible lograr una apariencia fresca todo el día sin necesidad de hidratar constantemente la piel.

Por último, ten en cuenta que el sebo de la piel grasa también ejerce como una barrera protectora contra las agresiones ambientales del viento, el sol y el polvo.

Conclusión: ¿Qué necesita la piel grasa?

Como ves, tener la piel grasa requiere de muchos cuidados especiales, pero también tiene sus beneficios y puedes lucir genial si tomas las medidas apropiadas para tratarla.

Lo más importante es seguir una rutina de limpieza facial diaria. Usa siempre productos no oleosos formulados para pieles grasas, mantén una correcta hidratación y protege tu piel del sol con protectores.

¿Quieres empezar a cuidar tu piel con los productos indicados? Te invitamos a que navegues por nuestra web, donde podrás encontrar los mejores consejos y opiniones de toda la gama de cuidados necesarios, desde limpiadores hasta hidratantes y protectores, para que tu piel luzca siempre reluciente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad